Home #10 World's Religions ¿Porque Jesus expulsaba demonios? ... por el Arcángel Jofiel
¿Porque Jesus expulsaba demonios? ... por el Arcángel Jofiel PDF Print E-mail
Written by Administrator   
Tuesday, 30 July 2013 13:09

El Amado y Buen Jesús ...

***

Saludos en el dia del Amor ... en dia de Kuthumi quien fue San Francisco ...

    Es importante leer bien ... pues estas palabras son sagradas y benditas y viene del Arcángel Jofiel.

    Los Arcángeles ... son los Arcanos ... y el Primero es Gabriel, luego esta su Hermano Miguel, y los otros amados ... benditos y Sagrados ... Rafael, Uriel, Zadkiel ...

   Jofiel es el Arcángel ... bendito del Rayo Amarillo ... de la Corona, del Chakra de la Corona.

   Nuestros benditos y sagrados Hermanos Musulmanes ... en su sagrado Ramadan ... hacen con Perfecta y Gran Fe ... su Ayuno ... y siempre lo practican.

   Yo, Giovanni ... que no soy Religioso ... pues no pertenezco a ninguna Iglesia, pero simplemente sigo a los Maestros, les puedo garantizar que el Ramadan es muy pero muy sagrado ... igual que es necesario el Ayuno.

    Tan importante como ayunar es evitar de comer animales como el Cochino, o la Vaca, y el Pollo y el Pez. No hace falta y no se debe.

     El hombre en su Alegría ... o estupidez cree que puede decir cualquier cosa, hacer cualquier cosa y que todo ... en su Ignorancia le vendrá perdonado. No.

     No. No. Nada le vendrá perdonado ... pero si deberá responder por cada acto y cada palabra ... hasta que entienda.

Les mando muchos cariños,

y los dejo a las palabras del Arcángel Jofiel, que explica porque Jesús podía expulsar demonios, pues por el Ayuno.

Gracias,

Giovanni A. Orlando

***

 

13. El sendero de la oración y el ayuno por el Arcángel Jofiel 

Desde mi corazón os ofrezco el brillo de la sabiduría, el fuego de la llama de la iluminación. Toco vuestro chakra de la coronilla. Que sus mil pétalos den muchos frutos en vues­tro servicio a la vida.

El tema del que voy a hablaros hoy es la oración y el ayuno, lo que pueden hacer por vosotros tanto espiritual como físicamente y, en lo que a salud se refiere, la razón por la cual haríais bien en abrazar el camino medio de la oración y el ayuno. Por eso, no pongáis en práctica estas disciplinas en exceso sino de una forma regular y juiciosa.

Como sabéis, Jesús enseñó a sus discípulos la impor­tancia de la oración y del ayuno. El libro de Mateo dice:

«Cuando llegaron donde la gente [Jesús y sus discípulos], se acercó a él [a Jesús] un hombre que, arrodillándose ante él, le dijo:

 'Señor, ten piedad de mi hijo, porque es lunático y está mal; pues muchas veces cae en el fuego y muchas en el agua. Se lo he presentado a tus discípulos, pero ellos no han podi­do curarle.'

Jesús respondió: '¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo habré de soportaros? ¡Traédmelo acá!'

Jesús le increpó y el demonio salió de él; y quedó sano el niño desde aquel momento.

Entonces los discípulos se acercaron a Jesús, en priva­do, y le dijeron: '¿Por qué nosotros no pudimos expulsarle?'

Díceles: 'Por vuestra poca fe. Porque yo os aseguro: si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: 'Desplázate de aquí allá', y se desplazará; y nada os será imposible. Pero esta clase sólo se expulsa con la oración y el ayuno»1.

Ayunad para purificar vuestros tres cuerpos inferiores

Cuando se combina con la llama violeta, el ayuno eli­mina toxinas no sólo del cuerpo sino también de la mente y de las emociones. La Arcangelina Santa Amatista le conce­dió a Jesús el regalo de la llama violeta cuando él tenía dieci­siete años. Y mediante el poder curativo de la llama violeta Jesús liberó a millones de almas de todo tipo de condiciones adversas.

Aplicando la alquimia de la llama violeta a la química del cuerpo, podéis limpiar los cálices espirituales, es decir, los chakras, y convertiros en un instrumento valioso para Dios en la Tierra. Además, podéis mantener la acción purificadora de la llama violeta al hacer decretos dinámicos a diario con el fervor de la llama de vuestro corazón.

Si habéis tomado substancias dañinas, tarde o tempra­no —cuando finalmente la escuchéis—, vuestra alma os impulsará a ayunar, porque ella sabe que, si no se eliminan de forma regular, las toxinas alojadas en vuestro sistema pue­den poner en peligro vuestra salud y bienestar. Las substan­cias a las que me refiero incluyen la marihuana y otras dro­gas recreativas, los medicamentos2, las toxinas del medio am­biente, el tabaco, el alcohol, el azúcar refinado, los produc­tos lácteos, el exceso de carnes rojas, las comidas grasas, la comida de baja calidad y los refrescos.

Cuando ayunéis, usad el sentido común. Poneos en sintonía con vuestro elemental del cuerpo y no os forcéis más allá de lo que podáis resistir[1]. (Nota: las estaciones del año preferibles para ayunar son la primavera y el otoño.)

Uno de los mejores ayunos que facilitan la purificación es un ayuno de uno o tres días con agua pura de manantial embotellada. Si decidís hacer este ayuno, bebed al menos ocho vasos de agua en cada período de veinticuatro horas. A cada vaso añadidle media cucharadita de zumo de limón. Añadid una cucharadita de arcilla bentonita a tres de los ocho vasos de agua y bebed uno por la mañana, otro al me­diodía y otro por la noche. Removed cada trago de agua en la boca durante un minuto antes de tragarlo.

Finalizad vuestro ayuno con una apetitosa variedad de zumos de verduras que podéis haceros con una licuadora. Disfrutad al masticar zanahoria rayada, apio y col. Estas ver­duras actúan como un cepillado interno, despejando el ca­mino para volver a ingerir alimentos sólidos. Masticad cada bocado de verdura rayada al menos cincuenta veces3.

Amados, sé lo que significa ver y pensar claramente con la Mente del Cristo. Desearía ver cómo os convertís en esa claridad en acción. Para conseguirlo, debéis limpiar regularmente los tres cuerpos inferiores. Una vez más, no os vayáis a los extremos. Andad por el camino medio, un poco cada vez, un poco cada vez.

Ayuno y oración en el Sendero de los Budas

Podéis experimentar un proceso de renovación física y espiritual caminando tras los pasos de los Budas. Sí, ¡podéis hacerlo! recitando los mantras budistas que os hemos dado, incluyendo los mantras al Señor Maitreya, a los cinco Budas Dyani, Vajrasattva, Kuan Yin y a la bendita Tara4, podéis intensificar enormemente vuestra práctica si meditáis den­tro de la cámara secreta del corazón.

¡YO SOY Jofiel! ¡Vengo con el fuego de la sabiduría! Expreso mi gratitud a todos los guardianes de la llama del mundo que me han ofrecido fíats y decretos del segundo rayo5, incluyendo los decretos «El llamado a juicio, ¡no pasa­rán!» de Jesucristo; « ¡Yo arrojo al morador del umbral!» de Jesucristo; «Ratifico el juicio de Helios»; y «Revierte la ma­rea» del Mensajero Mark L. Prophet[2].

Sí, amados, les doy las gracias a todos los que han hecho posible una cierta purificación de las Américas. Y muy espe­cialmente doy las gracias a mis chelas que están guardando la llama por la misión de Sudamérica en la Escuela de Miste­rios de Maitreya, en Montana.

Vayamos, pues, a todas las naciones, llevando la llama dorada de la iluminación. Tened coraje, amados, porque Dios os ha dado los mecanismos del fuego sagrado por medio de los cuales podéis elevar vuestra alma cada día. Así, invocad la llama de la transfiguración con el siguiente mantra, y observad cómo crecéis en gracia y en la estatura de vuestro Santo Ser Crístico.

Afirmaciones transfiguradoras de Jesucristo

YO SOY EL QUE YO SOY

YO SOY la Puerta Abierta que nadie puede cerrar

YO SOY la Luz que ilumina a todo hombre que viene

al mundo

YO SOY el Camino

YO SOY la Verdad

YO SOY la Vida

YO SOY la Resurrección

YO SOY la Ascensión en la Luz

YO SOY el cumplimiento de todas mis necesidades y

requisitos del momento

YO SOY abundante Provisión vertida sobre toda Vida

YO SOY Vista y Oído perfectos

YO SOY la manifiesta Perfección del ser

YO SOY la ilimitada Luz de Dios manifestada en todas

partes

YO SOY la Luz del Sanctasanctórum

YO SOY un hijo de Dios

YO SOY la Luz en el santo monte de Dios

Equilibrad las fuerzas del yin y del yang en vuestros tres cuerpos inferiores

 Queremos ver despejados y muy limpios vuestro chakra de la coronilla y toda la cabeza, con un aura brillante e incluso con el matiz de una aureola. Por tanto, dejad de comer carnes rojas; pero si tenéis que comerlas, hacedlo sólo en ocasiones especiales. Mejor aún, en beneficio de vuestra salud y de vuestra longevidad, eliminadlas por completo y disfrutad del pescado tanto de agua salada como de río, a excepción de los mariscos. Los maestros ascendidos prohíben a sus chelas comer cerdo o productos derivados del cerdo, tales como fiambres o embutidos. El tocino de pavo o las salchichas de pavo y pollo son un sustituto aceptable para dietas de transición usados con moderación.

El Maestro Ascendido El Morya una vez dijo con un tono algo sarcástico: «Si coméis carnes rojas, haced treinta minutos de llama violeta durante tres o cuatro horas después de comer, para restaurar la vibración espiritual de vuestro cuerpo y recibir un mayor beneficio de vuestra comida».

Cuando os liberéis del exceso de acidez causado por las carnes rojas, seréis menos propensos a enojaros, seréis me­nos obstinados e irritables y seréis menos propensos a entrar en discusiones. Y poco a poco os veréis atraídos hacia el cen­tro de vuestro corazón mediante la presencia dominante del Señor Cristo.

El Mensajero Mark Prophet solía decir: « ¡Sois lo que coméis!» ¡Qué cierto es! Si ingerís alimentos densos, os densificaréis, y así es. Cuanto más densos os hacéis, menos sensibles sois a la luz de Dios y a la pequeña voz silenciosa que os habla en vuestro interior. Finalmente vuestros chakras se obstruyen y podéis perder el contacto con vuestra Presencia YO SOY y con vuestro Santo Ser Crístico, como millones de corrientes de vida en el planeta Tierra ya lo han hecho.

En el otro extremo, si tomáis alimentos condimentados con especias en exceso, demasiadas frutas tropicales y refres­cos, azúcar refinado o bebidas alcohólicas, puede que os encontréis desconcentrados, letárgicos, nerviosos, tristes, pesi­mistas, o adictos a todo lo anterior.

Amados, ¡escuchadme! Sois los que os habéis procla­mado portadores de luz del mundo y debéis vivir a la altura de vuestro llamado en Dios. Cuanto más limpios estén vues­tras células y vuestros órganos, más equilibrio de las fuerzas yin-yang del Tai Chi habrá en vuestros tres cuerpos inferiores.

Cuando dichos cuerpos estén equilibrados, contempla­réis a Dios realizando obras poderosas a través de vosotros. Tendréis el vigor necesario para transmitir las enseñanzas de los maestros ascendidos al mundo. Y conoceréis al Señor mediante una comunicación tan profunda con El que os aseguraréis de que nunca más os separaréis de El.

Una victoria sobre la industria del tabaco

En la actualidad, gracias a mi intercesión y a la interce­sión de las legiones del segundo rayo, el pueblo de América se está dando cuenta de los peligros físicos y espirituales de la nicotina. Si pensáis retrospectivamente en el control que la industria del tabaco ejercía sobre el pueblo americano y en qué medida los porcentajes de control han disminuido, no es más que un milagro el hecho de que sólo en unas pocas décadas les esté prohibido a los americanos fumar en mu­chos lugares públicos.

Las compañías de tabaco americanas reciben ataques en muchos flancos. Los estados están demandándolas por poner en peligro la salud pública y muchas personas instan procedimientos judiciales contra ellas por enfermedades re­lacionadas con el tabaco. Existen pruebas de que la industria del tabaco desde hace mucho tiempo ha tenido conocimiento de los peligros a los que se exponen quienes fuman, pero se ha negado a poner en práctica dispositivos de seguridad más eficaces.

Una de estas compañías fue obligada a pagar daños y perjuicios a un hombre que había contraído cáncer, y cientos de casos similares están pendientes de sentencia. Diecio­cho estados han demandado a las compañías de tabaco por daños y perjuicios a la salud pública.

Para evitar ser investigada, una de las mayores compa­ñías de tabaco está negociando la entrega de documentos de los grupos de investigación de la industria del tabaco. En estos documentos se detalla el conocimiento por parte de la industria sobre los peligros a los que se exponen quienes fuman. También muestran que la industria detuvo los es­fuerzos que se estaban haciendo para crear cigarrillos menos dañinos. Además, antiguos empleados de otra compañía han alegado que sus jefes controlaban de forma rutinaria los ni­veles de nicotina en los cigarrillos, para asegurarse de que esos niveles eran lo suficientemente altos para mantener la adicción de los fumadores.

 

Así que, amados, ¿hay algo demasiado difícil para el SEÑOR?

¿Hay algo que sea demasiado difícil para el SEÑOR?

¡Os digo que nada es demasiado difícil para el SEÑOR!

¡No, nada es demasiado difícil para el señor!

¡No cuando el pueblo de América decida ir tras los cul­pables de la industria del tabaco que están ahí para destruir a la juventud de América y del mundo!

YO SOY el que persigue la victoria de mis bandas de ángeles. Visualizad infinitos millones de ángeles del segundo rayo moviendo sus alas hacia la Tierra. Contemplad el cielo lleno de su gloria. ¡Contemplad los chakras de la coronilla y las auras de todos los Budas, Bodisatvas y Avatares de las eras iluminando el firmamento con su esperanza y su gloria!

Pues bien, contemplar los rayos de luz del segundo rayo es como mirar directamente al sol. La intensidad de la llama de la iluminación es tan grande que se hace casi imposible verla.

Por el contrario, observad a la civilización hoy en día, y fijaos en los velos sobre velos de ignorancia humana que saturan el mundo, ocultando incluso al sol de Helios y Vesta, nuestro Padre-Madre Divino que vive en el centro de este sistema solar.

Liberad a los ignorantes

¿Cómo liberaremos a los ignorantes y les llevaremos al autoconocimiento? En efecto, ¿cómo lo haremos? Primero nos pondremos manos a la obra usando la acción depurativa de la llama violeta. Seguiremos, a continuación, con los ra­yos penetrantes de la llama dorada de la iluminación para transmutar la suciedad y el polvo que se adhiere a las células del cerebro y limitan la capacidad de ver y de conocer la Mente de Cristo.

Entonces, invocaremos la espada de llama azul del Ar­cángel Miguel. Como Capitán de las Huestes del señor, viene a separar lo Real de lo Irreal dentro del ser de cada uno para llevar al alma hasta la realización de su Identidad en Dios. Amados, hay almas en todas las naciones que están esperando a que hagáis el llamado para su liberación, por­que nunca han sabido lo que es ser realmente libres en Dios.

Como los bueyes que trillan6, pertenecen a las castas inferiores. No obstante, ellos también conocerán la gloria del señor y Su aparición en la cámara secreta de sus corazo­nes. Han llevado su karma durante miles de años. Pero éste es el día de su liberación de la rueda del renacimiento con que tan sólo deseen recibirla, porque los arcángeles están reorganizando a sus tropas para rescatar a los portadores de luz. Hay un número incontable de almas valiosas a quienes debemos sacar de los pantanos de la vida, para que también puedan participar de la copa de la Comunión de Cristo y abrazar la luz de su Poderosa Presencia YO SOY.

¿Creéis que viajaríamos a planetas distantes donde hay una oscuridad total, donde todos y cada uno de sus habitan­tes han apagado la llama trina, para ofrecerles nuestra propia luz a aquéllos que la han desperdiciado? ¡Os digo que no!

Pero por otro lado, ¡hay muchas almas notables por toda la Tierra a quienes gustosamente patrocinaríamos y que aprovecharían la oportunidad de estudiar las enseñanzas de los maestros ascendidos si tan sólo pudieran encontrar a la mensajera y el sendero de la Gran Hermandad Blanca!

 

¡Recorred el mundo llevando el mensaje de la revolución venidera

de una Conciencia Superior!

 

A todos vosotros os digo, turnaos para llevar el mensaje de la revolución venidera de una Conciencia Superior. Salid y plantad las semillas de la revolución espiritual que vuestra mensajera ha comenzado.

Sí, plantad las semillas, amados, y recoged la cosecha de vuestra siembra. Luego volved a traer a la mensajera a Sudamérica cuando hayáis multiplicado sus esfuerzos nu­merosas veces. Porque os profetizo que como resultado de vuestras siembras y vuestras cosechas, muchas almas de luz recibirán la transmisión directa de nuestras enseñanzas a tra­vés de la mensajera de la misma forma que hoy vosotros estáis recibiendo ésta.

Pensad en el porcentaje de la población mundial que podría escuchar a la mensajera dándoos mi mensaje si tan sólo conocieran las enseñanzas de los maestros ascendidos y tuvieran acceso a ella vía satélite, mediante programas de televisión por cable, radio, conexión telefónica o Internet. ¡Porque del mismo modo que estoy justo aquí, casi al alcan­ce de vuestras manos, así, mediante la tecnología moderna, podría llegar a todos los hogares del mundo a través de mi mensajera! ¡Qué bendición supondría esto! Y la bendición sería del señor y de sus siete arcángeles.

Por tanto, con el cetro que llevo y con el cayado de pastor que he puesto en manos de la mensajera, ¡os saludo mientras os reúno para que alcancéis vuestra conciencia su­perior!

Espero que llegue el día en que seáis capaces de elevar el fuego sagrado desde el chakra de la base de la columna ver­tebral hasta el chakra de la coronilla, porque entonces sabre­mos que habréis pasado ciertas iniciaciones, gracias a lo cual podremos transferiros el pulso acelerado de la Mente de Dios. Y poco a poco observaremos el fuego amarillo vibrando físi­camente en el chakra de la coronilla. Que ésta sea vuestra meta, amados, ¡pues es algo alcanzable!

Conservad vuestra fuerza vital

Aseguraos de no despilfarrar vuestra fuerza vital, ya sea en frivolidades o en lujuria, porque la necesitáis para tejer vuestro cuerpo solar inmortal. Recordad la parábola del ban­quete de bodas y aseguraos de llevar puesto vuestro traje de boda cuando entréis, para que el señor de la fiesta no os, pregunte: «Amigo, ¿cómo has entrado aquí, sin traje de boda?»7

No creo que queráis escuchar ese mensaje cuando lla­méis a las puertas del cielo en el momento de vuestra ascensión. Muy al contrario, desearéis estar seguros dé que escu­charéis las palabras: « ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor»8.

Gobierna tu propio estado mental y tu hogar, amado. Y que tu fuego sagrado se mueva desde el chakra de la base de la columna hasta el chakra de la coronilla y el tercer ojo. Éste es el significado de la elevación de la Kundalini. Si des­perdiciáis el fuego sagrado, no tendréis la fortaleza necesaria para cumplir vuestra misión de la misma forma que veis a la mensajera cumpliendo la suya.

Nos inclinamos ante vuestro Destino.

¡Qué podáis elegirlo y elegirlo bien!

YO SOY Jofiel. YO SOY Cristina. Hemos venido en el ovoide de fuego del Tai Chi. Y os sellamos en el corazón de Dios Todopoderoso.



[1] Nota de Giovanni A. Orlando. El elemental del cuerpo viene citado también en el Libro “Telos” de Aurelia Louise Jones.

[2] Una versión en lengua Inglesa de estas plegarias ha sido compilada por mi y esta disponible en: http://www.futuretg.com/FTHumanEvolutionCourse/FTFreeLearningKits/089-WR12-Prayers and Exercise for the New Age/

Фильчаков прокурор харьковалюминиевые сковородкидренажные насосыавтоматика для насосной станциипланшеты виндовс 8купить фотоаппарат canon eos 1100dсмс доброго дняmelannett сколько леткотел газовый висманкак выехать на пмж в польшубольно ли делать ультразвуковую чистку зубовvolg river
Last Updated on Tuesday, 30 July 2013 13:18